viernes, 5 de septiembre de 2008

Evolución

Gracias a la evolución tecnológica, esta rana y sus compañeras disfrutan de una plácida vida en sus charcas puesto que en la actualidad ya no se utilizan para hacer el famoso test de embarazo usado frecuentemente en los laboratorios de los años 60.